lunes, octubre 17, 2005

...De vuelta al camino...

...muchas veces, volviendo a casa, tomada de tu mano y amándote como a nadie, me soñé tu esposa y nos soñé con hijos (y ojo que nunca fué una de mis metas concretas tener una familia o ser Madre); sin embargo contigo cambié todos mis paradigmas y muchos de mis principios... ahora volviendo a mi nueva casa (tuve que cambiar mi dirección para evitar que me buscaras o llamaras) solo pienso en ti... Lamentablemente ya no puedo acordarme de las cosas buenas que estoy segura que tenías, porque hoy, como ningún otro día, cuando recuerdo cuánto mal me hiciste, me agobian todos tus defectos... me ahoga el simple hecho de recordarte a mi lado y el hecho de pensar que desperdicié mi vida al lado de un cerdo como tu.
Ahora vivo a pocos pasos de la escuela, puedo irme caminando tranquilamente... y recuerdo que siempre insistías en acompañarme a casa hasta altas horas de la noche porque dizque te interesaba mi seguridad; y puede que haya sido cierto hasta cierto punto, pero ahora que veo claramente... sé que no podías interesarte por nadie porque no te preocupabas siquiera un poco por tí, no te importaba que yo viviera lejos que igual ibas atrás de mi y llegabas a altas horas de la noche descuidando tus estudios, tu profesión y por ende nuestro futuro...
Eran más o menos 8 cuadras de una cuesta que siempre era infernal tener que subir, pero ya ves te importaba tan poco que preferías no tomar el bus sino que subir caminando logrando siempre que me cansara al punto extremo del fastidio..."es que paso más tiempo contiiigo", decías con esa vocesita casi femenina y con esa carita de borrego ahorcado.
Lo mismo era cuando nos veíamos en tu departamento, solo te importaba que yo estuviera contigo aunque me mandaran a la mierda en la casa; ¡que ciega fuí! y ¡Qué egoísta eres! En verdad me arrepiento de haber estado contigo.
Sé que me dirás que no siempre fué así, que tú cambiaste porque yo también cometí muchos errores, pero, ¡por favor! deja ya de ser tan cobarde y enfrenta tus culpas y la consecuencia de tus actos.

¿Porqué no podías dejarme en paz? ¿Nunca entendiste que ya no quería estar contigo? ¿¿Cuántas veces más tenía que terminarte para que te dieras cuenta que esto NO FUNCIONABA??

Sigo caminando a casa y me llenan los ojos de lágrimas todas las cosas que hiciste y que me lastimaron, y de las que nunca supiste pedir perdón... y otras de las que nunca te enteraste.
Hace mucho estaba harta de tí... HARTA...

Pronto llegaré al umbral de mi puerta y ya no pensaré en tí porque no quiero que mi familia me vea furiosa y me empieze a molestar con todas sus preguntas.

Ya es casi una hora que estoy a diez pasos de mi casa, pero no quiero entrar.
¿La duda que me atormenta?...
Mi vida es un camino y lo sé...
¿Quién demonios te creías para sacarme de él?...
Mejor entro, hace frío... bueno, por fín me libré de ti y de toda la carga que significaba seguir contigo...
Ojalá estuvieras muerto.

3 comentarios:

Mashu dijo...

Un poco lento el cuento, no me envolvió como suelen hacerlo tus otros cuentos... además, o es la continuación de Morir de ti, o soy muy tonto y no entendí nada... en fin...

pastv dijo...

Como decia el Mashu, sí es un cuento más lento pero al mismo tiempo mas relajado.
Esta vez no matas al personaje... solo lo deseas. Una buena anomalía en tu narrativa. Lento o no lento, te seguimos leyendo...

Anónimo dijo...

Very cool design! Useful information. Go on! bummer hummer kit Penn state university fight song Adult toys and lotions.com Cellulite on bum Penis veins hurts What is inside of a baseball Steamworks gay sauna berkeley california Black thug fuck hardcore Eyelid surgery cayman big giant penis Arabian anal Forum diazepam entzug http://www.milf-seeker-0.info/had_a_huge_dick.html webcam huge dick anal cum